YOUNGER NOW: Miley nos deja boquiabierta

Miley Cmileyyoungernowyrus me llamó la atención desde su actuación en Hannha Montana, a pesar de que yo ya estaba grande como para volverme fan de una serie de Disney. La serie en sí era una más, pero había algo en esa chica que parecía comerse el mundo y que hacía temblar cuando dejaba salir ese vozarrón, que me interesó muchísimo.

A diferencia de las demás estrellas pop salidas de la fábrica de Disney, su música tenía rastros de un country heredado de su familia que le daba un toque especial. Por otro lado, lejos de parecerse al country de Taylor Swift, esta colorada escuálida de dientes torcidos rompía el molde con una impronta particular que solo puede definirse como ella misma.

Destiny Hope, nombre que cambió legalmente por el de “Miley”, como le dice su familia desde chica en honor a lo sonriente que siempre fue (smile), dejó al mundo boquiabierto y quebró todo los estereotipos en los que se la etiquetó por venir de la gran corporación infantil con su disco Bangerz (2013) pero también ganó muchas críticas a las que ella, fiel a su estilo, ignoró con total naturalidad. Con sus letras sobre droga, dinero, fiestas y sexo libre, este álbum marcó un antes y un después de su carrera. Sus shows psicodélicos y sin tabúes, como el que tuve el honor de ver en 2014 en GEBA, terminaron de ganarle un lugar totalmente negativo en la opinión pública.

Sin embargo, entre sus fans, Miley se volvía cada vez más un símbolo de libertad e ignorancia ante toda la pelotudez que nos rodea a diario. Ella hizo, hace y hará lo que quiere. Y no hay nada más contagioso que esa fortaleza. Quizás este comentario esté más allá de ella como artista musical, pero estos atributos hacen al ídolo y eso es lo que ella es para un montón de personas. Además, entre sus seguidores circulaba (y parte en los medios) que esa rebeldía se debía a su ruptura con Liam Hemsworth y no solo se la perdonaba si derrapaba sino que, además, se le tenía compasión.

Cuando descubrí sus Backyard Sessions (videos disponibles en youtube), en los que Miley sorprende con covers clásicos junto a grandes artistas como Melanie Safka, Ariana Grande,  Joan Jett o Laura Jane Grace en un patio junto a una banda, dedicadas a su fundación  Happy Hippie Foundation. Me tomé el trabajo de mostrarle estas canciones a personas que considero tienen un buen gusto musical y quedaron totalmente sorprendidos. Miley rompió prejuicios.

Su nuevo álbum Younger Now (2017) es una mezcla de esas performances, de su influencia country y de la felicidad que recuperó la cantante desde que volvíó con Liam. ¿Hay algo más puro que sentir que lo que nos transmite en sus temas no es más que la real expresión de sus emociones? Varios de sus temas tienen todo para convertirse en hits o, mejor dicho, en clásicos. Especialmente aquel que titula el disco.

En cuanto a su difusión, el disco salió ayer pero nos llenamos de pistas antes gracias a una muy buena estrategia de marketing. Miley fue subiendo a sus redes sociales una imagen con los diferentes nombres de las canciones incluidas en el álbum, destacando uno del que sonaba un preview. Una gran multitud se enganchó y la cuenta regresiva fue sentida en todas partes del mundo. Cuando, al fin, el disco salió, ya todos estábamos familiarizados (y ansiosos).

Dejo el link para que puedan pegarle un ojo y espero lo disfruten tanto como yo:

Younger Now – Album