Odiar la rutina, grave error

Un día me fui a vivir sola a 500 km de distancia de mi casa y de mis papás. Empecé la universidad y conseguí un trabajo de recepcionista en una empresa en la que prácticamente no sonaba el teléfono. Mis días se escurrían en un abrir y cerrar de ojos y mi angustia era proporcional … Sigue leyendo Odiar la rutina, grave error