Quién soy

Me llamo Malena, tengo 24 años cumplidos el mismo día que llegó el otoño y soy de General Villegas, una ciudad pequeña del interior la provincia de Buenos Aires. Aquella que Manuel Puig decidió llamar Coronel Vallejos para ventilar puteríos de forma de no tan directa. Vivo en Capital Federal con mi novio Andrés y mi gato Google, y  estudio Comunicación Social en UBA.

Me gusta leer historias ajenas de las que me siento parte, como las de Murakami o ensayos de esos con los que creés haber descubierto que la tierra no es plana. Escucho todo tipo de música, dependiendo de la etapa de mi vida en que me encuentre, cocino como terapia y amo salir a tomar una cerveza tirada al bar más escondido y simple de la Ciudad.

Soy eso y muchos personajes más. Cada día uno nuevo. A veces, con cosas diferentes y otras que perduran y crecen. Escribo para ordenarlos, para entenderlos… para ordenarme y entenderme.

¿Por qué mi blog se llama “Malena no canta el tango”? Desde muy chica, cada vez que me encuentro con alguien mayor y me pregunta cómo me llamo, responde que, entonces, debo cantar el tango como ninguna, en honor al famoso tango.

Si bien hoy sería muy inmaduro decir que me enerva, años atrás, cuando mis dientes todavía eran de leche, solía morderme los labios si no tenía la confianza necesaria con esa persona para pedirle que no me jodiera. Me molestaba que todos esperaran eso de mí. No cantaba nada como ninguna, ni hacía lo que los demás esperaban de mí. Hoy tampoco.

Eso es lo que voy a plasmar acá, deseando que quien lee se encuentre en algún rincón de mis textos.